ROMA. Capítulo 1. (Mira hacia arriba)

 

Visitando por primera vez Roma, no tardas en darte cuenta de cosas, que provocan una reflexión profunda acerca de los valores e ideas de carácter humanístico, que hayas barajado anteriormente en tu vida.

Su contemplación, tanto desde la historia, la cultura, arte, filosofía o interés cual sea que inquiete a sus visitantes, resulta abrumador.

Nunca se puede conocer La Ciudad Eterna, solo se puede visitar, ver. Por tanto, ha de relajarse uno y procurar sencillamente disfrutar.

f2romDisfrutar de pasear por sus calles, repletas de todo; disfrutar de su agua, siempre fría y disponible en sus magnificas fuentes repartidas por toda la ciudad, para saciar la sed.

Contemplando sus increíbles monumentos, rincones, luces y sombras.

Todo lleva su tiempo y eso mismo, es lo que no tienes.

Roma, al igual que fueron necesarios siglos para levantarla, siglos necesitaríamos para conocerla.

Cada iglesia, cada monumento, cada escultura; conforman un real y autentico museo al aire libre, en el que la mayor parte de las obras que componen su infinito muestrario, son en sí mismas, también museos, repletos de obras.

Por lo demás, nada menos que cualquier otra gran ciudad para visitar, con la gran personalidad que distingue a la ciudad y al país.

Tiendas de todo tipo para comprar lo que uno necesite, o no.

Restaurantes, la mayoría excelentes, con precios razonables.

Bares entrañables para el día y tentadores para la noche.

Y gente muy amable.

Moverse lo mejor a pie. Luego lo más habitual tranvía o autobús y nunca olvidar que todos los caminos llevan a Roma.

Siendo coherente con lo antes escrito, os dejo con unas fotos de una visita a la Basílica de San Pedro. Sobre de todo las algo de las techumbres, porque así esta pensado, para que uno mire hacia arriba.

También de las galerías que albergan la apabullante obra mostrada de los Museos Vaticanos. Digo mostrada porque solo es una parte de la existente, ya que no habría suficiente espacio para mostrarla toda, y espacio os aseguro que hay abundante.

Echando mano del leitmotiv de este blog, ESPÍRITU CRÍTICO, y afinándolo con motivo de esta visita, podemos asistir a la incoherencia del ser humano, o como a mí me gusta también llamar, del Mono sapiens.

Una institución como la Iglesia Católica Romana, que debería haber sido y ser garante de los principios predicados por su fundador en la humildad, austeridad y el amor a los pobres, ha acumulado tanta riqueza, que hasta que uno lo ve, no lo puede imaginar.

Visto con ironía podríamos decir que ha cumplido a rajatabla la doctrina que predicó su fundador. Realmente ha velado por mantener esa pobreza que tanto amaba Jesucristo. Privando a todos de esas riquezas tan malas y pecaminosas, y guardándolas todas para ella, con gran sacrificio.

Fotos tomadas en 2014.

rt02sp

Allá arriba se puede subir pero en esta ocasión no lo hicimos. Esa es otra de las visitas, al exterior y cubiertas de la Basílica. Si eres de los que se quedan embobados no te dará tiempo en un día.

 

rt03sp

Bajo la Gran Cúpula, se aloja el Baldaquino de Bernini. Ahí uno pierde las referencias. No parece ser todo tan grande, ya que todo es grande. Hay un truco que no falla para darse cuenta de las dimensiones; si ubicáramos la Estatua de la Libertad, pedestal incluido, en el lugar que ocupa el Baldaquino, entraría sin problemas, y aún sobraría espacio por arriba.

 

rt04sjp

Bramante, Miguel Ángel, Rafael, Bernini y otros muchos genios y seres humanos anónimos hicieron posible este asombroso edificio.

 

rt06sp

La belleza del Baldaquino es suprema.

 

rt07sp

La nave principal es sencillamente impresionante.

 

rt08sp

Color, luz y estático movimiento, sublime.

 

rt09sp

Resulta increíble que el ser humano haya logrado levantar una obra como esta.

 

rt11sp

Los jardines y lo que es la Ciudad del Vaticano en sí, llevarían más tiempo para su disfrute.

 

rt12sp

Las Galerías son como obras de arte con obras de arte dentro. En el fondo, El vaticano es por usar un símil. como una enorme muñeca Rusa, dentro de Roma, que ya lo es en sí misma como comentábamos antes.

 

rt14sp

Por supuesto, el que quiera rezar, lo tiene chupado.

 

 

rt15sp

Aquí ya tendrás una buena tortícolis….

 

rt16sp

No encuentras esquina ni recoveco vulgar.

 

rt17sp

El Coliseo, necesitará un extenso capítulo aparte.

 

rt19sp

No hay desperdicio ni en techo ni esquina.

 

rt20sp

Aquí, no esta permitido hacer fotos. La verdad que ninguna que se hiciera, haría honor a lo presenciado ni por asomo.

 

rt22sp

En Roma hay que, literalmente, mirar hacia arriba.

 

Espero que os haya gustado esta introducción.

A una pequeña parte.

De un monumento.

De una ciudad.

De un país.

Que está justo, en el centro de Roma.

Capital de Italia.

 

Fotos y texto:

Maximenendez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s