Unos burros muy borricos.

 

Quiero declarar de antemano, el amor que profeso por mi país España, por mi tierra Asturias y por Cataluña, que en mis numerosas visitas, solo me brindó la belleza de su tierra y el respeto y hospitalidad de su gente.

Intento siempre ser lo más aséptico, ideológicamente hablando, en todos mis escritos. Y digo esto para evitar posibles mal entendidos que obviamente no requieren más explicación para las bien amuebladas mentes de mis sufridos lectores.

 

 Desde hace tiempo se veía venir.

El famoso artículo 155 aplicado por el Gobierno de España con el beneplácito de socialistas de bote y los del primo del zumosol, ha progresado y ha culminado.

Todo era previsible, nada anormal.

Y si un servidor lo vio venir, ¿Por qué no lo hicieron nuestros gobernantes?

Yo no soy un superdotado mental, ni en ningún otro menester, ojalá. Tampoco clarividente; quizá solo posea algo de intuición, pero nada más.

Entonces ¿Qué nos queda?

burro el comercio.es

Está claro, unos gobernantes muy mezquinos. Desconocedores de nuestra realidad como País.

España es mucha España y necesita personas muy capaces, no lo que tenemos. Una banda de pachangeros burócratas, además de corruptos recalcitrantes.

No les importa España, ni los españoles, y por supuesto adolecen de la más mínima vergüenza.

Después de ver episodios, que ni Valle Inclán se hubiera imaginado, como el de la Señora Cifuentes, solo nos queda rezar el que crea.

Amigos, ¡Tenemos este gobierno hasta 2020!

Tienen tiempo para hacer auténticos desaguisados.

En Europa ya hemos visto el caso que nos hacen, se ríen de ellos.

Hemos presenciado, atónitos, el repaso que han dado los políticos catalanes y su estrategia, a los borricos que pensaban que mandando a hordas al grito de ¡A por ellos!, iban a finiquitar el problema. Hay que ser, y no se me ocurre palabra más adecuada, ignorantes.

No conocen, Cataluña y por supuesto no conocen España.

Los políticos catalanes han demostrado con hechos, que poseen una muy superior capacidad intelectual que los nuestros. Tendrán corruptos también, eso es la plaga nacional, pero los nuestros, me refiero a los del Gobierno del Reino, no les llegan ni a la suela de sus zapatos.

Metafóricamente; ellos van escuchar Opera al Liceo, y los nuestros a insultar al árbitro a un campo de tercera. Son unos borricos inoperantes, incluso violentos y hasta manipuladores.

Han incriminado hasta a la policía autonómica catalana por negarse a mamporrear a los suyos.

Es que hasta en corrupción nos ganan, son mil veces más finos.

Compara al Señor Pujol con Señor Barcenas, o con el bigotes, o con los andaluces farloperos de los ERES. O con un tal señor X, u otro tal, eme punto Rajoy.

¡Ni a la suela del zapato!

¡Hay amigos!, qué cositas sabrá el Honorable y familia de muchos pájaros que aún andan sueltos…

otru burru blg

¿Ahora qué? Ya tenemos President de la Generalitat, un radical independentista, más que el anterior, y ojo, elegido de forma democrática y legal en el Parlament.

Además, habrá que retirar el 155. Creo que así lo manda la ley.

¡Hay que cumplir la ley! ¿No?

Y la Constitución venerar.

¿Entonces ahora…?

¿Siguen presos los que están presos?

Puigdemont y de más, ¿Qué?

¿Vamos a perder Cataluña?

Amigos, es que temo que al final vayamos a perder Cataluña.

No sé si estaremos a tiempo.

Sea lo que sea, por supuesto si sigue este gobierno, no va a depender del Reino de España, a no ser que, como última y definitiva enajenación, acaben mandando a la Brunete a Canaletas y a los Tercios de Legión al Pirineo.

No quedaría otra solución que Europa, triste pero cierto.

Ellos decidirían, saltándose la soberanía de los españoles, como ya hacen me parece a mí; si es procedente cambiar la Constitución Española para solucionar el entuerto. En forma que facilite un referéndum en España, en Cataluña o en ambos, vinculante y con garantías.

Algo que, como ya dije en otras veces, deberían haber hecho en Madrid hace bastantes años.

Es la única solución que se me ocurre, a fecha de hoy al conflicto.

Cuanto más se tarde, más posibilidades de que perdamos. Y digo que perdamos todos ya que pienso sinceramente que, si al final se constituyera la República Catalana, perderían los catalanes y el resto de los españoles.

Eso sí, al resto de Europa se la traería al fresco, esto ni lo dudo. Incluso me atrevería a decir que, para alemanes, franceses y hasta para algún otro, lo verían con buenos ojos.

Qué pena, solo puedo decir.

 

Fotos: Fuentes diversas del sector de los solípedos.

Texto: Maximenendez (otro más del gremio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s