La inexorable verdad. (Poesía)

 

Cuán misterioso es todo; creemos saber y nada sabemos. Solo una cosa hay cierta: el Amor. No hay nada como un beso, un abrazo, una caricia…, tanto en la vida, como cuando llega la muerte.

 

La inexorable verdad.

Entre los brazos

portamos el ánfora

preciosa y frágil,

al comienzo

con fortuna ayudados

inocentes de la mano.

Vamos por fuentes

buscando llenarla

desde la cumbre

descendiendo,

primero despacio

gota a gota

agua dulce

como el néctar

también agria

y se mezclan

dando gusto a nuestra savia.

Más abajo

las gotas tornan a un hilo

frío como el hielo,

con cautela de no resbalar

caer y quebrarla

sin derramar los valiosos elixires

que nivelan la balanza.

En el valle

se acelera

ya no hay fuentes

hay arroyos

entre piedras grandes

musgo verde y guijarros,

con tiento

pero caes de bruces

a veces rasgas tu alma

unos quedan,

vierten ya su esencia

al curso del agua,

otros a duras penas

se levantan marcados

resentido el ánimo

portando contenido amargo

desorientados

hasta llegar río.

Sin darte cuenta

tomas la barca

entre dudas y miedos

a veces compartes un remo

ello endulza tu esencia

con lágrimas de risa y llanto.

De repente

tembloroso

atisbas el océano

fugaz momento

de verter tu karma,

donde todo se une

azul inmenso

pleno de corazones

alegrías y penas

orgullosas tempestades

besos

pasiones convulsas

sueños de amores

odios y rencores,

es lo que le da a las aguas

ese sabor salado

inexorable;

como la luz

que colorea el universo.

 

Foto, cita y poesía:

maximenendez

Anuncios

2 comentarios en “La inexorable verdad. (Poesía)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.