No hay nada. (Poesía)

 

Cuando observo dentro mí, veo a alguien mirándome, nunca es el mismo y nunca dice nada; solamente sonríe. 

 

No hay nada

Las sombras acechan

como una tela

ocultas por detrás

solo son sombras

ecos fraudulentos

que se oyen bien

se repiten y repiten

pero no los entiendo

no hablo su idioma

soy un extranjero

muy distinto

frustrado

muy lejano

ciego en un alero

y mucho viento

todo gris oscuro

inhóspito abismo.

Pero da igual

nada vale

es lo mismo

barro y estrellas

y un soplo

y pasa

para mí rápido

se acelera

como el tiempo

no lo quiero

oscuridad ruidosa

¡Es horrible!

La eterna pesadilla;

caer en el olvido.

 

Foto, cita y poesía:

maximenendez

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.