Aforismos. 21 al 25

 

AF. 21 – 25

21.- Desde que prosperaron los medios de comunicación masivos en el siglo XX, han sido fruto codiciado de los poderes políticos y los grupos de presión. Con el pasar del tiempo cada vez más. Todo con el fin de mantener lo que podemos llamar un posfeudalismo  disfrazado de neoliberalismo, el cual campa en las democracias occidentales, convirtiendo los gobiernos en títeres y encubriendo una dictadura de facto. Crean por un lado una pequeña élite y por otro el resto de la masa de población, dócil y manejable. Son en realidad una eficaz arma y una óptima manera de instaurar miedo. Lo mismo que antes se hacía mediante violencia y represión, como ocurre aún hoy en las dictaduras convencionales, lo que los convierte en una de las mayores paradojas de nuestro tiempo. En realidad es todo muy sencillo, ya que es el modelo de organización social humana de siempre, evolucionado con la instauración de las democracias modernas desde finales del siglo XVIII y puesto al día con las nuevas tecnologías.

22.- Los informativos pueden ser la principal fuente de estupidez y consecuente docilidad en las sociedades modernas y cada día más peligrosos dada la eficacia en su cometido. Son infinitamente más benignos los programas de la llamada telebasura o la masiva infección de fútbol, que los telediarios.

23.- La manera más fiable de informar y comunicar, sería la escrita e impresa en papel, ya que no se puede cambiar y posee el don de la perdurabilidad. Curiosa y desgraciadamente está en vías de extinción; periódicos, revistas y libros, debido a los nuevos dispositivos electrónicos, los cuales resultan nocivos en este contexto de manipulación, control y posibilidades de censura.

24.- De todas las vías de comunicar, la que puede ser más peligrosa, compleja, eficiente, potencialmente dañina y generadora de borreguismo, es Internet y sus aplicaciones. Si no fíjense en mí… Aparte de la total perdida de la intimidad y absoluto control sobre los ciudadanos y sus actividades, pero eso es capítulo aparte.

25.- Los medios serían buenos en una utopía o sea, que no existieran o que no estuvieran manipulados para crear lo que yo llamo posrealidad, que no es otra cosa que el resultado de la combinación de posverdad con una alteración de los criterios de selección de sucesos noticiables fuera del sentido común, ocultando o mostrando de manera deshonesta las que realmente serían trascendentales para los informados y  que podría no ser aconsejable o resultar peligroso su conocimiento para el correcto mantenimiento del régimen. El mayor peligro para este sistema generador de posrealidad y única esperanza de minimizar esta lacra, sería cultivar el espíritu crítico y un sistema educativo independiente, ambos atacados de manera grosera, como no podía ser de otro modo, tanto desde los grupos de presión mediáticos como desde los gobiernos, que desgraciadamente aspiran a formar un todo único  al servicio del poder económico (neoliberalismo), y todo ello irónicamente sustentado por la mayoría de una ciudadanía aborregada.

 

maximenendez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s