La tediosa rutina. (Poesía)

 

La tediosa rutina

De camino a ninguna parte

en el carrusel voy cabalgando,

con el aire lisonjero

acariciando mi semblante.

Cierro los ojos

no me miro, ni me veo

la melodía arrulla mis planes;

vueltas y vueltas

trotando y trotando.

Semblantes vanos

todos los días cabalgando,

su turno, aguardan

entre luces y colores

su disfrute del momento

sin pesares ni temores.

Ruedan y ruedan

esperan un roce

escueto y vano

en silencio su mirada,

gélida brisa

con gesto lozano

a veces fingiendo

las más besando,

¡Cuánto me aburre!

¡Cómo detesto!

Ese tiovivo siempre girando.

 

Ilustración y poesía:

maximenendez

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.