El Amarillo, ¿Mala suerte?

Hoy, he asistido con perplejidad a la difusión hecha por los medios televisivos del partido de la final de copa del rey de ayer.

Yo no soy futbolero, ayer no vi el partido. No sabía el resultado, tampoco es que me importara. Pero lo lógico es que lo primero que se diga es eso, el resultado. Pero al ver el telediario, con ojo clínico, como siempre hago; en este caso de la a3. Pude más escuchar que ver, como se dio la noticia.

Una de dos, o me distraje cocinando, o ni lo dijeron. Es más, lo tuve que mirar en internet ya que o no lo dijeron o me pasó desapercibido.

Lo que no me pasó desapercibido fue con lo que se abrió la noticia.

Imágenes de personas que asistían al partido ataviadas con bufandas, camisetas, insignias, banderas. De color amarillo.

Vamos a soñar.

Si a día de hoy si se celebrara un referéndum en condiciones, con una buena campaña electoral, con tiempo. Después de articular los medios y actuaciones para que fuera legal y vinculante. Aún, los catalanes elegirían no independizarse, estoy seguro.

Pero ojo, si seguimos por este camino, la cosa cambiará. Y muy a mi pesar y el resto de españoles, acabaremos perdiendo Cataluña. Y si perdemos Cataluña; una “mierda pinchada en un palo”.

Más aún, no es que ellos se quieran ir. Es que les vamos a echar, desde el odio, la ingratitud y el total de los despropósitos.

Pude ver con vergüenza cómo se despojaba a aficionados, padres con niños y familias, de sus atavíos de color amarillo. Ese momento, me recordó la imagen de las pilas de libros que quemaban los nazis en hogueras, que se pueden ver en documentales de la época, pero esto en blanco y negro.

Se mostró, según mi parecer, sacando pecho. Mostrándolo como algo ejemplar, necesario.

Y más aún, como algo lógico y normal.

¡En un campo de fútbol!

Donde estamos hartos de ver comportamientos violentos, manifestaciones xenófobas. Donde el insulto es el común denominador de cualquier oración que se pronuncie.

Banderas de ideología nazi, y demás soflamas cuando menos, de mal gusto.

Sentí como si eso fuera mostrado, como algo para sentirnos orgullosos los que no somos catalanes, o para los anti-catalanes, esos bichos raros que odian Cataluña. Seguro que la mayoría sin haber puesto sus pies allí en sus vidas.

Yo no soy catalán, soy asturiano, y encantado por el privilegiado de ser español, nuestro país.

No me gustaría nada que Cataluña se independizara de España. Sería muy malo para Cataluña y nefasto para España.

Pero hoy, como me ocurre casi, permanente desde hace tiempo, me sentí ajeno a mi país. Ofendido y para nada representado por estos gobernantes de que seguramente estarían en el palco de turno.

Gobernantes de muy baja ralea.

Esta es la España que tenemos hoy, en blanco y negro.

Por mal camino vamos.

 

Maximenendez

Foto original: El pais internet (creo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s