¿Hasta cuando?

 

106_0641 bn

Llevo mucho tiempo intentando estudiar por mi cuenta, los métodos de manipulación que por parte de las altas esferas, se ejercen sobre nosotros, los ciudadanos de a pie, para intentar mangonear nuestras ideas y comportamientos, con el fin de salvaguardar una élite que si bien siempre hubo y seguro que habrá, no actúan de igual modo según la sociedad en la que se ejerza.

Hoy es diferente respecto a otros tiempos, pero solo cambia la forma. Aunque esta se haga de manera nunca vista desde cien años atrás, gracias a las nuevas tecnologías como la Televisión, la Radio y sobre todo Internet.

Tampoco es igual ejercer ese control en una Democracia, que en una Dictadura o una Teocracia. Los fines son los mismos, el objetivo es mantener esa élite dominante. Pero hay un común denominador que funciona en cualquier escenario político y en cualquier etapa de la historia, es algo que llevamos dentro de manera ancestral, que subestimamos y que deliberadamente se nos susurra de manera subliminal a veces y otras, de manera mas grosera. Cuanto mayor nivel cultural social, mas sublime será la manipulación, a menor nivel, sirve bien la “comida basura”. Si no os habéis dado cuenta aún del lo que hablo, es que yo no me expreso bien, lo mas seguro. Sin querer parecer pedante, yo también estoy a veces en ese más numeroso grupo, de los que les va bien lo descarado y falto de refinamiento, es muy fácil dejarse llevar.

Me refiero al Miedo y su dosificación en la justa medida para tener al rebaño a buen recaudo. Las maneras que hay para infundir el temor son de lo mas variado, y seguro que los que se dedican profesionalmente y están especializados en ello, saben mucho mas que yo. Lo que deben de saber, es que va en aumento el número de personas que detectan este asunto y por desgracia también las que lo ignoran. En mi opinión se está generando una brecha social por debajo de las élites que puede poner en grave riesgo un sistema saludable. Y más aún en una sociedad como la española, muy heterogénea y con una joven democracia salida de una horrible guerra fratricida y posterior dictadura.

Una etapa que aún no ha apagado sus últimos rescoldos, como no podría ser menos, si no porque íbamos a ser ejemplo de regeneración y cambio, por su rapidez y efectividad. Pero aún falta tiempo y hay que hacer cambios, para que el proyecto de España continúe siendo ilusionante y reconfortante para la totalidad de nuestros territorios.

Por ejemplo, en el asunto de moda, Cataluña; esa brecha de la que hablaba y que están produciendo las malas artes en cuanto a información, que están vertiendo los medios tanto desde el nacionalista catalán, y de otros territorios, junto con el nacionalismo español, creando un miedo heterogéneo nada saludable para nadie, ni siquiera para las élites. Está consiguiendo un desconcierto general en todo el país, tanto con las acciones de los propios gobernantes, ya de hecho lamentables, como las de los propios los medios que les sirven.

A nivel global ocurre lo mismo, no se puede comparar nuestra democracia con la de Venezuela, o con la de Dinamarca, o con la Rusa, Japonesa o Británica. Todas ellas con sus medios de influencia que suministran sus particulares dosis de miedo adecuadas a cada sociedad en concreto. Un danes inquieto, puede ver Antena 3 o la Sexta, o también leer el País o la Razón, a través de Internet y hacerse su juicio de valor. Pero también de manera reciproca, lo puede hacer un español inquieto con los medios daneses, turcos o egipcios, sin moverse de la mesa de su ordenador. Ya no digamos viajando y viendo mundo y hablando con las personas.

Era de esperar que con la globalización comercial, unida con los medios de obtener información que tenemos los ciudadanos a nuestro alcance, no sería posible que cuajara también una globalización homogénea del miedo, requeriría mas hipocresía y mucha mas ignorancia de lo que suponían sus diseñadores.

No se infunde miedo de la misma forma a un Saudita, que a un Islandés. Lo que a un Islandés le podría suponer una multa, a un Saudita le supondría la muerte. Un homosexual puede ser alcalde de la capital de Alemania y a la vez reo de muerte en Irán.

El mundo es variado y diverso y mientras sea así tendremos posibilidades de revertir la situación de un sistema que no podrá mantenerse sostenible. En España se echó abajo la asignatura de educación para la ciudadanía.

¿Por qué?

Porque se les acabaría el chollo a religiosos católicos, OPUS DEI, y centros de adoctrinamiento similares. Preparando a sus élites. ¿Quizá sea por eso?

La foto que muestro es la viva imagen del miedo. Miedo auténtico, real, sin excusa.

“Si usted sigue fumando. Morirá en un breve plazo de tiempo. No tendrá futuro su existencia”.

Y así fue, no fumé más. Ni cigarrillos, ni puros, ni nada que fuera resultado de una combustión. De lo que más disfruté yo en el mundo de la inhalación de humos fue con los cigarros habanos; Montecristo, Hoyo de Monterrey, Cohiba, Rey del mundo, Romeo y Julieta, Partagás, H. Upman.

¡De qué buen sabor y sensación, me vi obligado de prescindir!

 

Maximenendez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s